Terror Nocturno

Los terrores nocturnos son parecidos a las pesadillas pero más aterradoras, los padres lo podrán identificar porque los infantes no sabrán describirlo claramente.

Muchas veces los padres serán despertados por los gritos de sus hijos, los niños después de un episodio de terror nocturno infantil serán difícil de consolar, incluso para tranquilidad de los menores será mejor que uno de los padres duermo con él o lo dejen dormir en la cama de los padres.

¿Que son Los Terrores Nocturnos?

Los terrores nocturnos son diferentes a las pesadillas técnicamente, es más una aparición de un fuerte miedo con mucha agitación durante la fase más profunda del sueño.

Es un trastorno mientras dormimos donde sentimos un fuerte miedo en la dase más profunda del sueño.

A diferencia de las pesadillas los terrores nocturnos no se pueden recordar, el niño solo se despierta muy asustado pero tan impresionado que no es capaz de recordar su sueño, los terrores nocturnos no dejan imágenes o recuerdos como las pesadillas, solo es una explosión de miedo en una etapa de sueño profundo.

Los terrores nocturnos pueden durar varios minutos y se definen como un momento no deseado durante el sueño.

Como reconocer o identificar un Terror Nocturno:

  • Gritos y llantos mientras duerme y al despertar.
  • No existe control de los movimientos.
  • Levantarse en una posición diferente a la que se acostó a dormir, incluso puede estar sentado en la cama sin saber que paso o en otra parte de la habitación.
  • Tener los ojos abiertos mientras duerme
  • Estar muy agitado, sudando y asustado.
  • Brincar, patear, moverse bruscamente mientras dormimos.
  • Dificultad para consolar o despertar la persona que vive el episodio.
  • No recordar el episodio o lo que paso mientras dormía.

¿Que causa los terrores nocturnos infantiles?

Los terrores nocturnos en bebes y niños son causados por que el sistema nervioso central tiene una mucha actividad durante el sueño. Estos tienen relación mayormente en niños enfermos como fiebre,  muy cansados o ambientes estresantes. La mayoría de los niños que sufren terrores nocturnos es heredado por padres que también sufrían terrores nocturnos o sonambulismo durante su infancia.

¿Cómo Evitar El Terror Nocturno?

Estos desaparecerán con la maduración de los menores, cuando sus cerebros sean más maduros y desarrollados.

Debemos tener paciencia con nuestros hijos cuando sufran estos episodios, debemos calmar el niño y buscar porque está pasando esto, si es por estrés, cansancio, evitar que trasnochen viendo televisión, video juegos o internet. Debemos descubrir que esta detonando esto.

 

Advertencia: Si los terrores nocturnos se vuelven muy repetitivos, de tal manera que impidan un buen descanso en el menor y empiece afectar su día a día, como cansancio en el día o mucha somnolencia. Si esto ocurre debemos buscar ayuda de un médico, para evitar que esto afecta la salud de nuestro hijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *